Your address will show here +12 34 56 78

Tendencias 2017: Cloud

Cloud

Cloud - Social

La adopción de los servicios Cloud Computing lleva años experimentando un crecimiento muy significativo y la previsión es que en 2017 siga haciéndolo con tasas parecidas a 2016: en torno al 20%, no en vano hablamos de una de las palancas claves de la Transformación Digital, pues responde a las necesidades que tienen las compañías en términos de time-to-market, flexibilidad, eficiencia y modo de pago.

Dentro del Cloud Computing, las áreas que se prevé van a despertar más interés el próximo año son los servicios de Cloud Híbrido y el puesto de trabajo digital. Respecto al Cloud Híbrido, son despliegues que permiten obtener los beneficios del Cloud Privado complementados con capacidades de Cloud Público, y donde el reto principal reside en cómo manejar la complejidad de gestionar varias plataformas a través de un portal que simplifique esa complejidad.

En cuanto al puesto de trabajo digital, los empleados no trabajan hoy en día como lo hacían en el año 2000 (portátiles, smartphones, tabletas, etc.) y el puesto de trabajo hoy debe integrar nuevos elementos que permitan que los empleados se desenvuelvan en el nuevo entorno e interactúen con sus clientes en diferentes medios (multicanalidad, redes sociales…).

Pero además, obtener las mayores ventajas posibles del Cloud no reside exclusivamente en la migración de determinados servicios a proveedores de Cloud, sino en transformar la forma en la que se prestan estos servicios para garantizar que se obtienen las ventajas esperadas. Si una compañía se limita a migrar sus servicios actuales, migrará con ellos todos los problemas e ineficiencias de su entorno actual, y no obtendrá los beneficios previstos. Las metodologías de Integración continua en el desarrollo de aplicaciones, los nuevos roles de dev-ops, la infraestructura como código, el uso de contenedores y microservicios, etc., son algunas de las nuevas prácticas que harán que las compañías puedan aprovechar este nuevo entorno.

Por lo tanto, el viaje hacia la adopción de los servicios Cloud requiere, cada vez de forma más evidente, de una transformación de la compañía, similar a la que se realiza en los contratos de Outsourcing (ya que en el fondo el uso del Cloud es un outsourcing dinámico de infraestructura) y para hacerlo con éxito es importante contar con un socio experimentado.