La importancia de crear un Digital Workplace orientado a las personas

Digital Experience, Digital Workplace, Social Business

En momentos de máxima incertidumbre, las empresas y organizaciones que hayan adelantado su apuesta por digital workplace tendrán mucho ganado de cara al futuro. Tanto para con sus empleados, como con sus clientes y con la sociedad en general. La posibilidad de adaptarse a una realidad de trabajo remoto de manera casi inmediata es una de las características principales de esta tendencia.

La mayor idea errónea sobre la transformación digital es que la mera adopción de las últimas tendencias tecnológicas puede contribuir a que los procesos empresariales sean más rápidos y eficaces. En cambio, lo que sucede es que las organizaciones descargan montones de herramientas en los empleados sin la capacitación adecuada, las mejores prácticas o la integración eficiente con las herramientas existentes.

La tecnología por sí sola no puede ayudar a una empresa a lograr la transformación digital. Es lo que la empresa elige hacer con esa tecnología lo que realmente crea una transformación digital. Y en el corazón de la participación de los empleados está su experiencia diaria de un lugar de trabajo digital. Las personas y su experiencia con la tecnología deben ser el foco de cualquier transformación digital si se quiere que sea completa y exhaustiva en toda la organización.

Y siempre será mejor prevenir y planificar las actuaciones en este sentido que verse forzado a implementarlas de cualquier manera pr urgencia o premura forzada.

Un breve apunte sobre la transformación digital

Pese a que en este espacio hemos hablado desde todas las perspectivas posibles sobre transformación digital referida a las empresas y organizaciones, no viene mal un pequeño resumen.

La transformación digital es el proceso de utilizar las últimas tecnologías para crear nuevos procesos de negocio, cultura de trabajo y experiencias de los clientes en una organización o modificar los existentes, con el fin de satisfacer las cambiantes necesidades del mercado y de los negocios. Se trata de transformar los procesos, actividades, competencias y modelos empresariales para aprovechar plenamente el poder de las tecnologías digitales y realizar cambios en una organización de forma prioritaria y estratégica.

A medida que las organizaciones pasan de los procesos en papel a las aplicaciones para la gestión de sus negocios mediante la transformación digital, tienen la oportunidad de reimaginar la forma en que hacen negocios y la manera de colaborar mejor con y entre las personas

Todo empezó con el enfoque al cliente conectado: ¿cómo podemos garantizar la experiencia más consistente y fluida para nuestros clientes? Sin embargo, a medida que se realizan avances para los clientes, los empleados han comenzado a reclamar experiencias igualmente fluidas. Y llega el día que es obligatorio que sean los empleados el centro de la transformación.

¿Cómo es un lugar de trabajo digital?

Un lugar de trabajo digital es un reemplazo virtual del espacio físico de la oficina. Evidentemente no todos los trabajos se pueden adaptar, pero muchos de los que actualmente están atados a espacios físicos son claramente transformables. Digital Workplace es un término bastante amplio que puede incluir cualquier plataforma, software o dispositivo que los empleados puedan necesitar para desempeñar con éxito sus responsabilidades laborales diarias.

El siguiente paso en la transformación digital es centrarse en la experiencia del empleado y proporcionarle una experiencia digital intencional y artesanal que le permita realizar su trabajo. Las organizaciones que desean implementar una estrategia de transformación digital necesitan pensar profundamente en la alineación de sus procesos de negocios y empleados con la tecnología. Estos cambios darán como resultado un aumento de la productividad y la eficiencia, pero lo más importante es que generarán una única fuente de datos y mejorarán la experiencia de los empleados.

Ojo a los datos que diferentes analistas ofrecen para verificar la importancia de contar con planes de Digital Workplace expandidos:

  • Atracción de talentos: Más del 64% de los empleados aceptarían un trabajo menos remunerado si se les permitiera trabajar fuera de la oficina.
  • Productividad: Las empresas con una fuerte red social online aportan un 7% más de productividad que las que no la tienen.
  • Retención de empleados: Las organizaciones con lugares de trabajo digitales tienen un aumento del 87% en la retención de empleados.
  • Herramientas de comunicación: Los empleados prefieren las herramientas de comunicación más nuevas, como la mensajería instantánea, a otras tradicionales, como el correo electrónico, para colaborar mejor entre sí.

Además, como estamos viviendo hoy en día, la adaptabilidad de una organización con esta cultura hace más fácil su continuidad en momentos de crisis.

Un lugar de trabajo digital es el primer paso hacia la transformación digital, no el último.

La idea de la transformación digital no es sólo invertir en tecnología digital. Las organizaciones no pueden esperar que los cambios ocurran sólo porque están comprando una nueva tecnología. La tecnología por sí sola, sin el apoyo de un lugar de trabajo digital eficiente y robusto que la respalde plenamente, eventualmente no podrá alcanzar su máximo potencial.

Las organizaciones deben centrarse en iniciar la transformación digital desde dentro. Después de todo, se necesita un cambio cultural completo en toda la organización para que una empresa pueda aprovechar el verdadero poder de la tecnología. Y sin el apoyo de los empleados, una transformación completa no es posible.

Aunque las tecnologías pueden diferir enormemente, un elemento de la transformación digital sigue siendo el mismo: alguien tiene que usarlo. A menos que un lugar de trabajo digital haya sido creado intencionalmente con los empleados en mente, un esfuerzo de transformación digital se sentirá como una campaña más forzada a los empleados en contra de su voluntad.