El auge de la experiencia digital para personalizar productos de consumo

Digital Experience, Marketing Digital

Luchando por ofrecer una mejor experiencia al cliente

Los fabricantes de diferentes industrias (textil, deporte, mobiliario, alimentación…) están invirtiendo cada vez más en desarrollar relaciones más profundas, directas y duraderas  con sus consumidores o clientes finales, incluso en  aquellos casos en los que históricamente han confiado en un distribuidor u otro tercero para vender sus productos.

El marco de la transformación digital ha eliminado la necesidad de esta barrera del distribuidor (o la ha fortalecido en algunos casos) y ahora permite a las organizaciones de fabricación conectarse directamente con las personas que quieren sus productos o servicios, personalizados y únicos en muchas ocasiones.

Resultado de imagen de nike by you

Nike permite la personalización total de muchos de sus modelos. Tejidos, colores, nombre… Esto ayuda a la compañía a detectar tendencias y preferencias directamente del usuario además de darle una exclusividad total.

Mientras que la mayoría ya entiende la importancia de establecer estrategias específicas para sus canales de venta digital, lo que ahora es un reto es saber cómo “enamorar” a estos clientes y conseguir un plus de satisfacción a través de elementos de interacción impensables hace una década.

Este desafío se ve ampliado aún más porque la industria manufacturera ha estado predominantemente centrada en el producto más que en el cliente, centrandose durante el pasado siglo en optimizar la producción en masa y en la eficiencia de los productos.

Henry Ford organizó todo su negocio alrededor de la estandarización de productos. Famosa es su frase hacia los potenciales compradores de coches “Modelo T”: “Puedes tener cualquier color, siempre y cuando sea negro”.

Cambiar de este modo de pensar establecido a uno que gira en torno al cliente puede ser difícil para la industria, pero extremadamente necesario para el éxito futuro.

Estos clientes traerán sus expectativas digitales de larga data de interacciones previas con Amazon, Google y otras grandes marcas. Sin embargo, los fabricantes tienen acceso a un recurso que será fundamental para mejorar las experiencias de los clientes: los datos.

 Datos, datos, datos, datos

Para impulsar estrategias exitosas de experiencia del cliente, las organizaciones de fabricación necesitarán aprender a aprovechar los datos que se obtienen de las acciones de personalización de usuarios y clientes. Esa información dicta tendencias inmediatas en diseño, preferencias, etc. para adecuar futuras actuaciones meramente industriales.

Recopilar, unir y actuar sobre la base de los conocimientos del producto y del cliente debe ser una prioridad empresarial para los fabricantes que desean mantener y desarrollar relaciones directas con sus clientes finales.