Your address will show here +12 34 56 78

Cada día más digitales

Consultoría

No hay duda. Si dejamos a un lado las incertidumbres derivadas de aspectos ajenos a la propia actividad económica, el trending topic empresarial de este año es #transformaciondigital. Pero corremos el riesgo de olvidarnos de un factor primordial: este cambio no funciona sin las personas.

cad-dia-mas-digitales

Empresas de todos los sectores, de forma ineludible aunque a diferente ritmo, cambian sus procesos e incluso sus modelos de negocio, apoyándose en las posibilidades actuales de la tecnología y respondiendo a los hábitos y expectativas que los nuevos dispositivos han generado en los usuarios. Y lo hacen impulsadas tanto por las oportunidades que presenta esta nueva era digital como por la amenaza de que un elemento disruptor pueda cambiar las reglas del juego y generar un nuevo competidor capaz de desplazar a los actuales.Esta transformación digital se concreta en cambios, en ocasiones profundos, en tres niveles de la estrategia empresarial:

  • Cliente digital: Búsqueda y fidelización de clientes, experiencia de uso, desintermediación…
  • Negocio digital: Cambios en el modelo de negocio, transformación de productos en servicios, pago por uso…
  • Empresa digital: Nuevos procesos, procedimientos y organización interna. Mejoras en la colaboración y en la eficiencia…

Siempre que hablamos de transformación digital nos viene a la cabeza la tecnología que la hace posible y a la que nos referimos habitualmente por su acrónimo SMAC (Social, Movilidad, Analítica de datos y Cloud). Y es cierto que estas tecnologías nos permiten aproximarnos a un marketing totalmente personalizado, disponer de un acceso ubicuo a la información relevante e incluso aplicar inteligencia a los datos acumulados. Por ejemplo, en Ibermática estamos ayudando a una importante empresa de distribución, con más de 3.000 establecimientos, a fijar el precio de sus productos mediante la aplicación de algoritmos a una ingente masa de datos, o podemos anticipar cuándo una máquina va a necesitar la sustitución de uno de sus componentes a partir del histórico de mediciones almacenadas desde sus sensores.

Esta ola de transformación digital ha llegado también a la fabricación de bienes de producción y de consumo, añadiendo a las tecnologías citadas otras más específicas de su campo de acción tales como la robótica, la visión artificial y la sensórica avanzada. La Industria 4.0, éste el nombre asignado a esta transformación, tiene como objetivo disponer de plantas de fabricación más inteligentes que produzcan bienes, a su vez, más inteligentes. Esa inteligencia se obtiene de la intercomunicación en tiempo real de todos los dispositivos y sensores, y de los algoritmos que toman decisiones en función de todos los datos procesados. Las posibilidades son inmensas para un sector que es tractor en nuestro entorno económico y las iniciativas puestas en marcha, como Etorgai, están produciendo ya los primeros resultados.

Pero corremos el riesgo de olvidarnos de un factor primordial: este cambio no funciona sin las personas. Por ello los planes de capacitación digital deben ser un elemento clave de todo proyecto de transformación digital. Los profesionales deben tener el perfil adecuado en las cinco áreas que define el modelo europeo de competencias digitales DIGCOMP: información, comunicación, creación de contenidos, seguridad y solución de problemas. Así lo hemos entendido en Ibermática y hemos incluido esta capacitación personal en el modelo de transformación digital que utilizamos en los proyectos de nuestros clientes.